MIEDO A SER RECHAZADOS.

Muy pocas personas, se permiten ser autenticas, honestas, e ir, tal y como son, sin miedo a ser rechazadas.




Muchas personas, por internet, se crean sus propias historias, que no tienen nada que ver con lo que son.


Como todos los velos, algún dia se descorren, las cortinas caen, son confrontados con su propia realidad.


Casi siempre, hay tanta diferencia entre ambas realidades, como el cielo y la tierra, entonces la frustración, la decepción, el sentirte usado, el haber abusado de la amistad, la confianza, son sentimientos muy comunes.


Si se engaña y miente es lo mínimo que puede pasar. Se asumen verdades que no lo son. Al confrontar dichas realidades, cualquier situación, puede acontecer.


Se puede amar a una persona sin conocerla, amar su alma, pero, ¿Que pasa, cuando el físico difiere mucho con la imágen que nos han vendido?


Creo que en ese momento, se sigue querido a ese ser, pero la libido, si juega un papel trascendental, no se le puede engañar, sin embargo después de este auténtico conocimiento, si la amistad y los sentimientos son muy fuertes y verdaderos, todo puede suceder, pero ¿Se podrá olvidar el engaño, la mentira, del que fue objeto?


El tiempo, el tiempo, es el que tiene todas las respuestas.


Por eso es muy importante, estar concientes de como somos, aceptarnos, y querernos tal y como somos, ir con la verdad siempre. Ya será problema de la otra persona, si nos quiere y acepta tal y como somos. Así, no habrá engaño.


Es importante como actuamos nosotros, no lo que hacen los demás. Nosotros, cada uno; podemos hacer la diferencia. Poco a poco todos iremos mostrándonos tal y cual somos, porque el miedo a ser rechazados desaparece.


La autenticidad es lo que queremos y necesitamos. Conocernos Tal y como Somos, y actuar en consecuencia.


Lucía