EL ALMA, NUESTRA MEJOR SICÓLOGA.

La mejor sicóloga  es nuestra alma, ella sabe exactamente lo que necesitamos, cómo, cuándo, y el por qué, para sanar nuestras heridas internas.

Para bien o para mal, cada uno tiene que vivir sus propias lecciones, que son las adecuadas para cada situación y sus aprendizajes personales.

 Cuando se tiene el poder en nuestras manos, es nuestra responsabilidad utilizarlo con mesura. 
El no abusar de él, mantener una actitud justa y ecuánime, a pesar de todas las circunstancias, es el camino a seguir.

 Lo único importante es lo que llevamos  en nuestro interior, todo lo demás es efímero y circunstancial.
Las verdades importantes son las del corazón, no debemos vivir de apariencias  y de opiniones ajenas. 
Permitámonos ser auténticos, sin máscaras y sin artificios, aceptando al fin  nuestra propia identidad.

Creo en el amor y en todas sus posibilidades, porque al final es lo único que vale la pena ser vivido con alma, espíritu, cuerpo, mente , corazón y todas sus consecuencias. Es capaz de traspasar todas las barreras, incluidas la de tiempo, espacio y eternidad y tiene el poder de redimirnos.

 Porque nadie posee la verdad absoluta, cada día es una oportunidad de aprender; cada  persona va labrando su futuro y es artífice de su destino.

Porque de los errores se aprende, y a pesar de todo no se debe dejar de creer  en el futuro, y las cosas buenas  que pueden suceder.

No debemos dejar morir la esperanza en una vida mejor, en superar los obstáculos, en sanar el corazón, en volver a creer, en amar... en sentir....
A pesar de todos los pesares.....
No hay nadie en este mundo que sea inmune al sufrimiento en cualquier època y circunstancia de la vida, pero todo tiene solución, siempre se puede salir del túnel.  ¡¡¡Hay Esperanza!!!

Dios está en  y con nosotros, aunque muchas veces creamos que Él nos ha olvidado.  Él tiene formas insospechadas para hacernos sentir  SU PRESENCIA.

¡¡¡La más sublime evidencia eres tú..... Nosotros!!!
¡¡¡Tú eres el más grande regalo con el que Dios se  ha obsequiado!!!

Lucía