SOLO PARA TI. - REFLEXIONES.

Llega un momento en la vida, en que tenemos que enfrentarnos con nosotros mismos, y es ahí que nos damos cuenta que no vale de nada fingir, aparentar y cumplir las expectativas de los demás. Cuando dejamos emerger la verdadera mujer que hay en nosotros, o al verdadero hombre, empezamos a vivir con más consciencia, siendo más consecuentes con nuestro sentir, con nuestro pensar, conociéndo y amando más al ser que vive en nosotros, siendo más honestos, sinceros y por ende más felices.

 Todos somos diferentes, sin embargo cuando una persona nos interesa más de lo normal, rompemos barreras.

No debemos pretender que lo demás dejen de ser quien son o que actúen como nosotros, porque los demás tienen su propia individualidad, y su forma particular de sentir, pensar y actuar. Lo importante es hacer solo lo que nuestro corazón nos diga, entonces, todo estará bien, porque estarémos siendo honestos, y es así como siempre debemos vivir.

No tenemos que llenar las expectativas, ni las carencias, ni los sueños e ilusiones de otros seres humanos. Ser siempre fieles a nosotros mismos, independientemente de donde nos lleven estas decisiones, aunque sean contrarias a los deseos de los demás.

Lo que no debemos hacer es alimentar falsas ilusiones y esperanzas que no tienen fundamento, y que solo nos causaran dolor...
Algunas veces solo queda aceptar la cruda realidad. Una más de las lecciones que la vida nos dá, pero que de la cual saldrémos fortalecidos porque cuando se ha tocado fondo lo único que queda es resurgir.

Los sentimientos de los demás son importantes, debemos valorarlos y respetarlos como deseamos que sean valorados los nuestros.

En cuestiones del amor, no se pide o se da permiso para sentir, se siente, no se planea, solo surge y no se puede evitar.

 El amor se siente desde el corazón, no se negocia, ni se racionaliza. Viene envuelto en muchas formas y colores, nunca se sabe cómo ni dónde nos atrapará.


 No siempre tenemos lo que queremos. Posiblemente todo eso que no sabemos y que no hemos podido vivir en algunas facetas, es algo que a lo que no podrémos acceder en esta vida. Hay personas que se enamoran solas, sobre todo cuando la soledad cala profundamente el alma.

No debemos estar esperando lo que no sabemos si vendrá. Es preciso vivir y disfrutar cada experiencia.

Si tenemos la suerte de sentir la chispa del amor, debemos darnos la oportunidad de ir en pos de nuestros sueños. El amor es un gran regalo y si lo sentimos, es muy positivo siguirlo y vivir.


 Autora: Lucía Uozumi
(Derechos Reservados)
www.mishumildesopiniones.ning.com