VIAJE INTERIOR.


El viaje hacia uno mismo, hacía el interior, es algo que cada uno tiene que hacer en solitario, pero no faltaran ni los guías, ni las señales, ni los milagros. Solo hay que estar atento y saber que en nosotros se encuentran todas las respuestas. Que siempre hemos sido eso que seguimos buscando. Solo hay que recordar, saber que sabemos y las respuestas vendrán.
Estar dispuesto a prestar atención y a entregarse a la experiencia más trascendental de nuestra vida. Encontrarnos a nosotros mismos.

En este viaje interior te desgarrarás, tocarás fondo, morirás a lo viejo para resurgir a lo nuevo, para recordar tu verdadera esencia y tu propia divinidad.
Autora:
Lucía Uozumi.
(Derechos Reservados)