PACIENCIA

Comparto una frase que me dijo Alex Quintana, mi profesor y mentor, en varias ocasiones: "Paciencia, Roma no se hizo en un día y primero hay que aprender a caminar para después correr." Es como cuando empezamos una dieta y deseamos ver los resultados instantáneos de nuestros esfuerzos combinando dieta y ejercicios, todo lleva su tiempo y necesita gestarse.  

Así como para que crezca la semilla sana y fuerte se requiere un terreno fértil, sembrarse y regarse, y el bebé en el vientre crecer lentamente. Pretender tener el éxito de la noche a la mañana está bien, pero lo indispensable es mantener el ánimo y el empuje en el tiempo. Prever que posiblemente habrá altibajos que son necesarios para templar el alma y el carácter. 

Sueño con el día que entendamos que la vida no es estar en las redes, que volvamos a nosotros, a nuestro interior. El momento que todos nos hartemos de todo esto, demos vuelta de turca y empecemos a vivir, sin estar en una eterna competencia por un suscriptor, por un post, donde fluyamos libremente. 
Donde en verdad disfrutemos leyendo a otro sin ningún interés, donde sepamos entregarnos y darnos totalmente, donde la sinceridad, la honestidad, la transparencia y el afecto genuino sean nuestro estandarte, donde demos sin esperar nada a cambio, donde nos unamos para crecer juntos y en consciencia. 
Quien quiera leer que lea, quien quiera estar que esté, !Bienvenido sea! 
Quien quiera entrar en tu vida que entre, quien quiera salir, que salga, que todos fluyamos con lo mejor de nosotros mismos. 
A veces  necesitamos tiempo, tiempo para crecer y hacernos fuertes y aprender de nuestras propias equivocaciones.
Autora:
Lucía Uozumi

(Derechos Reservados)