UN DÍA MÁS SIN TI.




¿Sabes amor?
Lo único que he deseado cielo, es que tú me amaras. Todo lo demás carece de importancia.

Vine a recordarte amor mío. No es fácil enterrarte en vida y traer flores a tu tumba. Crear una simbólica para dar muerte a todo el sentimiento, al dolor de mi corazón y venir a nuestra casa porque sé que no la visitarás.

Venir a recordarte, a llorarte, a decirte que te extraño, que mi amor por ti sigue intacto. Que me duele el alma y me gana la nostalgia.


¿Cómo estarás amor? ¿Me extrañarás algún día? ¿Fui importante para ti? Tantas preguntas, todas sin respuestas.

Había magia y se fue contigo. Se rompió en mil pedazos. Ahora el vacío.

¿Vendrás algún día? ¿Abrirás las ventanas de nuestra cabaña y dejarás que el aire de mar penetre en todos los rincones que compartimos?

¿Evocarás los momentos íntimos? ¿Me sentirás en el ambiente y cada pensamiento, o ya soy sólo un recuerdo? 

¿Cómo llegamos a esto? ¿Qué nos pasó cielo? ¿Serás feliz con tu nuevo amor? 
¿Ella tiene la magia que se esfumó entre nosotros? ¿Cómo es ella? ¿Te ama? ¿Te hace feliz? ¿Te dará ese hijo que juntos soñamos para los dos, y todos los demás que no nacieron, será ella la madre de nuestros hijos?
¿Vivirás con ella nuestra historia?

¿Cómo estarás amor mío?

Quiero saber la verdad de tu alma, tus íntimos secretos. Develar tu esencia, estar contigo. 
¿Cómo estarás ángel de mi vida, amor de mi corazón? ¿Serás feliz? ¿Habrá valido la pena?

He venido a recordarte, a ventilar nuestra casa, a llenarla de flores y  abrir las cortinas e imaginar que tú aún vives aquí. Soñar que pronto entrarás por esa puerta y al verme correrás a mis brazos, fundiéndonos en el más sublime abrazo, donde el tiempo se detenga y todo lo que nos ha alejado ha dejado de existir.
Que al reencontrarnos y mirarnos a los ojos, ambos comprendamos la verdad de nuestros corazones, sin necesidad de explicaciones, sin palabras, pues no las necesitamos, nuestras almas tienen su propio lenguaje común. 

He venido a recordarte cielo, un día más sin ti, un día más sin ti. Un día más.
¿Vendrás algún día? ¿Sentirás nostalgia, o simplemente me borraste de tu vida, como se borra las letras de un pizarrón?

¿Cómo estarás amor? ¿Cómo vivirás sin mí?
La magia, la magia se esfumó y tú con ella. La magia tenía impreso nuestros nombres. Hoy la soledad, y un día más sin ti.

Fragmento de la novela:

"UNA HISTORIA EN CARTAS"
Autora:
Lucía Uozumi.

(Derechos Reservados)