UNA NOCHE ESPECIAL

Una luna como ésta, enorme, azul y resplandeciente, será visible  toda la noche y en la madrugada del día veintiocho de octubre del dos mil quince.
Si miran al cielo en ambas direcciones, al unísono, podrán apreciar el sol naciente, antes de las seis treinta de la mañana, momento en que ambos adornaran la bóveda  celeste.
Y si se dan la oportunidad, dos o tres horas antes del amanecer, verán las dos estrellas más luminosas
que están en su punto más cercano, iluminando el cielo, en una noche clara, azul y tachonada de estrellas. Estás serán visibles durante toda esta semana entre las tres a cinco de la madrugada.
Un espectáculo que todos deberían apreciar.
Las mejores cosas no se compran, son un regalo que la vida nos da.

¡Feliz noche!
Dulces sueños, mágico despertar.
Lucía Uozumi.