CÓDIGO INTERIOR, CUANDO EL ALMA HABLA



1º.   Los amigos son un gran tesoro que el cielo nos envía, no se les traiciona ni atenta contra ellos, al hacerlo se traiciona a una misma.     
2º. Los compromisos y la palabra dada son sagrados y su ruptura o   incumplimiento nos define.  
3º. Lo importante es como actuamos ante cualquier evento y circunstancia.
4º. Si se comete un error es imprescindible subsanarlo cuanto antes. 
5º. Cuando se lastima a alguien es necesario pedir disculpas y resarcir   el daño.   
6º. Tratar a los demás como queremos ser tratados.
7º. Vivir según lo que se predica. 
8º. La hipocresía y la falsedad no deben tener cabida en nuestro corazón.          
9º. Ser fiel a nosotros mismos y a nuestros principios.
 10º Preservar el corazón recto, con acciones diáfanas, transparentes  y  coherentes con nuestro sentir.  
11º. Rectitud y firmeza de carácter, no solo en la teoría sino en la práctica.
 12º. Nuestras acciones delatan nuestra verdadera esencia, hablan por si solas     sin necesidad de apoyarse en palabrería fútil.  
13º. No podemos hablar de amor y comprensión, cuando sin miramientos se coarta la libertad, los derechos fundamentales  e inalienables del ser humano. Es una agresión y requiere su restablecimiento inmediato.  
14º. Tenemos derecho a pensar diferente, a ejercer nuestro libre albedrío y a fluir con libertad dónde nuestro corazón corazón nos lleve.
15º. Doblegar nuestro orgullo, reconocer nuestros errores y estar dispuestos a disculparse resarciendo el daño causado,  es propio de almas nobles.
16 º. El agradecimiento es el lenguaje del corazón.

Autora.
Lucía Uozumi