!!VIVIENDO LA VIDA, HOY!!


La felicidad es una manera de ver y vivir la vida, de encarar los retos y desafíos, tus decisiones, tus dificultades, tus fracasos y éxitos, con optimismo o pesimismo.  Es una decisión personal.


El dinero, tampoco  lo material te garantiza la felicidad. Vivir de apariencias no es bueno, es importante ser auténtica, dar lo mejor de sí y vivir en paz consigo misma y los demás. No autocompadecerse, luchar cada día para ser mejor.

Cuando estamos viviendo lo que vivimos, no nos percatamos que esos momentos vividos eran valiosos. Las cosas mas sencillas: Una conversasión, disfrutar de la compañía de alguien, de tu familia, amigos. Cuando por alguna razón, las circunstancias cambian, en ese momento, apreciamos que ahí estaba la felicidad, que era importante. Darle valor a las pequeñas cosas e instantes de la vida. Disfrutar al máximo, como lo que son, instante únicos e irrepetibles. Decidamos cada día ser felices aún en medio de la adversidad.

Nunca sabemos lo que tiene Dios para nosotros, pero sea lo que sea, siempre será lo mejor  y lo que necesitemos en ese preciso momento.

Nada viene a nuestra vida por casualidad, todo tiene su razón de ser. A veces nosotros llegamos a la vida de alguien para confrontarlo  consigo mismo, para enseñarle a ser auténtico, o alguna lección importante, después seguimos nuestro camino.

Cada experiencia es única  y por todo debemos agradecer, por lo bueno, lo malo, lo doloroso, lo dichoso, y por lo que no lo es. Por amar sin ser correspondido, por ser amado y no poder corresponder, por todo lo que Dios nos permite vivir y sentir.

Nos acostumbramos a nuestras limitaciones, barreras, y/o cadenas,  olvidando  que tenemos una gran fuerza interior para derribar cualquier barrera por impenetrable que parezca.

Tenemos el poder de cambiar aquello que nos hace infelices, tanto a nivel personal, social, político y nuestra posición en el mundo actual. Cuando se cambia la percepción de las cosas, nos hacemos  conscientes de nuestro poder, se producen los cambios transformadores que generaran un orden social más justo para todos.

Si cada uno cambia, todo cambia. Todos somos parte de todos, estamos unidos por lazos invisibles e indisolubles.

Aprovechemos cada oportunidad para ser auténticos, para amar con intensidad, para tomar la vida con todo lo que nos ofrezca, no lamentarnos por lo que no tenemos, sino agradecer por las bendiciones recibidas, potenciar  nuestras fortalezas, superar nuestras debilidades, dar lo mejor de nosotros mismos  y  vivir plenamente.

Que al acabar este viaje,  nos vayamos libres, tranquilos y felices.  Vivimos como teníamos que vivir y actuar, dando nuestro amor sin límites, sin rencor ni resentimiento en nuestro corazón.

Autora:
Lucía Uozumi
Todos los derechos de autor, reservados.