Para vos.


Haces que mi corazón salte y mi piel se erice, que mis labios se sequen y tengan hambre de ti. Es muy fuerte este sentimiento que enerva mis sentidos, casi una locura que nubla mi razón.

Te amo a vos, como eres, con todo. Con tus dudas, tus tristezas, tus alegrías. Con tus besos que deseo, con tu música, con tu ruta y la playa para despertar en el amanecer. Quiero besarte, yo también quiero.

Me gustan tus besos lentos, deslizar las yemas de mis dedos con suavidad, con los ojos cerrados, impregnándome de ti, de tu olor, de tu esencia. Recorrer tu rostro despacio, descubriéndote, besando cada poro tuyo. Mirarte a los ojos, descubrir lo que te emociona y te hace feliz, lo que colma tus sentidos.

Si, si, quiero que me hagas el amor, toda la noche y todo el día y que me beses a la luz de la luna; me desnudes en la playa y me hagas el amor como nunca lo has hecho y me digas que me amas. ¡¡Toda la noche en la playa bajo la luna... desnudos, amándonos con total entrega, sin reservas, sin tabúes...!!
Me gusta que me tengas aprisionada entre tus brazos, me ataques con tus besos, que te guste hacernos el amor, reír juntos y hacer locuras.

Llévame contigo ahora, quiero tu saliva en mi piel, oler a ti; besos lentos, muy lentos... Eso deseo, que me digas que me has esperado, quiero llenarme de ti... Que inundes mi vientre de estrellas.

Te amo.

Autora:
Lucía Uozumi. (D.R.)